El debate del año: Team Building Presenciales, ¿sí o no?

por | May 21, 2021 | Talleres y novedades

Este año hemos aprendido a no hacer planes más allá de mañana, a disfrutar de los pequeños momentos con los que queremos, a adaptarnos a todo lo que nos han impuesto sin entender nada y a trabajar en equipo, pero en «modo alone».

Para algunos/as fue divertido al principio, mientras que para otros/as ha generado un sentimiento de vacío enorme. Ir al trabajo, relacionarte con los miembros de tu equipo, poder tomarte un café para comentar aquello o lo otro en 5 minutos… todo eso que parecía algo fijo e inamovible en nuestras vidas ha desaparecido o cambiado. 

Toda esta situación ha provocado una situación de desvinculación (en mayor o menor medida) del espíritu de equipo, del sentimiento de pertenencia y de la relación personal con muchos/as de los compañeros/as.

La «reunionitis» se ha agudizado por momentos y los Team Bulding online han quedado en una anécdota.

¡VUELVEN NUESTROS TEAM BUILDING PRESENCIALES Y LLEGAN CON FUERZA!

Nuestros clientes/as están seguros de que, de aquí a final de año, podrán celebrar eventos juntos/as. De hecho, hay muchos/as que no se han podido esperar a retomar los Team Building con nosotros y ya han apostado por un formato Presencial en “petit comité” (10/20 personas), adaptados con todas las medidas de seguridad vigentes ? y con opción de media jornada o jornada entera.

¡Vayamos al grano! Desde uRock apostamos por un formato de Team Building con una fórmula muy diferente a lo que ofrecen la mayoría de consultoras. Ponemos el foco en:

  • Los valores de la compañía.
  • El refuerzo del sentimiento de pertenencia de la organización.
  • Volver a hacer fluir la comunicación afectiva entre equipos.
  • la diversión como centro del encuentro.

Además, empezamos a calentar motores y crear ambiente (con retos, sorpresas, concursos, etc.) un mes antes del Team Building.

Si tenías dudas, esperamos que después de leernos te hayas pasado al equipo de SÍ al Team Building presencial y con uRock.

¿QUÉ PUEDE SALIR MAL? 🙂