La Asertividad

  |   Nuestros Colaboradores/as   |   Sin comentarios

La asertividad debe trabajarse desde el interior de un/a mismo/a , y la definiría como la habilidad de comunicarse de manera clara, correcta y coherente con nuestros pensamientos sin herir a los/as demás ni menospreciar la validez de sus opiniones o creencias. Lo sé, no es tarea fácil y me gustaría invitaros a reflexionar con 3 preguntas:

Cuando la comida de un restaurante no está a tu gusto, ¿reclamas?

Si estás en el cine, y alguien habla más alto de lo normal, ¿le pides silencio?

Cuando alguien opina de manera distinta, ¿tiendes a alterarte?

Seguramente habrá diversas respuestas y opiniones:

– Algunas personas preferirán no manifestarse, tomando una actitud pasiva descuidando su opinión y límites propios.

– Otras, no dudarán en reclamar o expresarse (sin pensar en el cómo) descuidando esta vez los límites ajenos y convirtiéndose en personas poco empáticas.

– Finalmente, las personas asertivas, respetarían ambos límites. Pero ¡Cuidado! ser una persona asertiva no significa tener siempre la razón.

El QUÉ de una comunicación es importante, pero el CÓMO puede conseguir que el contenido tenga mucho valor o no sirva de nada, ¿o no te han dicho alguna vez, no es lo que QUE me ha dicho, es el CÓMO lo ha dicho?

Existen técnicas y pautas que nos permiten desarrollar nuestra asertividad en el entorno laboral de manera eficiente, pasando por las 3 fases fundamentales:

1.-Huída de los juicios de las intenciones:

Si iniciamos nuestra relación con los demás juzgando sus intenciones nos arriesgamos a actuar de manera agresiva o incorrecta, ya que estamos sesgados/as por nuestro propio pensamiento y/o percepción (y la mayoría de veces tendemos a estar equivocados/as).

2.- Buscar la oportunidad de negociación:

En cualquier relación, oficina o despacho, siempre hay algún tema crítico o importante que necesitamos abordar. Saber la idoneidad del “cuando” es importante.

3.- Siempre hay otra oportunidad:

A veces es difícil hacer cambiar a las personas de opinión, pero lo que sí podemos hacer es dar otra vuelta a la reunión de ayer, comentar lo poco cómodos/as que nos sentimos con la decisión tomada o si consideramos que nos hemos dejado algo en el tintero, siempre y cuando sepamos cuál es el momento y cómo comunicarlo.

Como expertos/as en relaciones en el entorno laboral, queremos enseñarte a conocer tus propios límites para encontrar el punto medio ideal, para que puedas expresas tus propias opiniones y deseos, pero siempre respetando a los/as demás.

AUTHOR - Mon López

Diplomada en Educación y Willy Fog por vocación, Mon tiene experiencia nacional e internacional ya que ha pasado parte de su vida laboral trabajando en Palo alto (EE. UU) y Reino Unido aprendiendo de las mejores prácticas de las principales compañías digitales y combatiendo entre la implementación de nuevas herramientas tecnológicas y el miedo al cambio.

Sin comentarios

Escribe un comentario